ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Podría tratarse del primer caso de ola de calor del verano, que sería corta pero muy intensa

El calor ha llegado para quedarse en la Región de Murcia. Tras varios días con temperaturas sofocantes por encima de los 30 grados de máxima y más de 20 por las noches, dificultando en muchos casos la conciliación del sueño, la próxima semana los termómetros marcarán temperaturas de récord en muchos puntos de la Comunidad.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé que el próximo lunes el mercurio alcance la abrasadora cifra de 47 grados en la ciudad de Murcia. De esta manera, la Región estaría cerca de batir su propio récord de calor, registrado el 4 de julio de 1994. En esa fecha, según los registros de la Aemet en la estación de Murcia, el registro marcó 46,1; no obstante, hay datos de otros organismos de la red secundaria que cifran el termómetro en 47,2 grados en la misma ciudad.

La de la capital será la temperatura más alta registrada en la Región, pero la tónica será similar en buena parte del territorio murciano. El Valle del Guadalentín, Lorca y Águilas sufrirán máximas de 46 grados, mientras que verán llegar los 44 en los municipios de Jumilla y Yecla, así como los 43 en la comarca del Noroeste. El litoral será la única zona que verá suavizada esta asfixiante escalada de las temperaturas. En el Campo de Cartagena y Mazarrón también ascenderán los registros, pero no superarán los 35 grados. Las noches serán igualmente muy calurosas, superando en todo el territorio los 20 grados y rozando las temperaturas de noche tórrida, alrededor de los 25ºC.

En el resto de España, los valores más extremos se darán durante el domingo. No se descarta que puedan llegar a darse valores de hasta 48 grados en puntos del valle del Guadalquivir. De ser así podrían incluso batirse récords absolutos de temperatura en zonas del sur del país.

Según explica Juan Esteban Palenzuela, delegado de la Aemet en la Región de Murcia, este calor extremo de los próximos días se debe a «una entrada de aire extremadamente cálido procedente del continente africano a partir del viernes, que irá avanzando hacia el norte de la península, pero que sin duda afectará en su mayoría a la mitad sur». Así, en el inicio del fin de semana se reforzará «una zona de altas presiones sobre el norte de África, el Mediterráneo y gran parte de la Península con la prolongación de la masa de aire africano». Pese a esta circunstancia, Palenzuela señala que durante el fin de semana las temperaturas todavía no serán extremas en la Región, porque la llegada de vientos de componente este traerá un aire algo más fresco y húmedo procedente del Mediterráneo.

Eso sí, el delegado de la Aemet también indica que será a partir del domingo cuando estos vientos se debiliten y vayan desapareciendo de la mano de una borrasca que entrará por el norte del país y dominará la Península. El viento de poniente traído por esa borrasca traerá las altas temperaturas que dificultarán a los murcianos salir a la calle en el que, previsiblemente, será el día más caluroso en mucho tiempo. Además, los cielos estarán despejados y la fuerte insolación hará que el aire adquiera aún una temperatura mayor.

Juan Esteban Palenzuela también advierte de que, por ahora, la predicción de la Aemet es «automática y la incertidumbre no es despreciable porque a cinco días del episodio de altas temperaturas previsto todavía hay que esperar y observar cómo evoluciona el tiempo». Por otra parte, el delegado de la Aemet también indica que, después de esa tórrida jornada, a partir del martes las temperaturas bajarán de forma muy significativa, descendiendo más de 10 grados en buena parte de la Región en tan solo 24 horas. De cara al miércoles, la bajada podría ser todavía mayor y la temperatura máxima sería de 32 grados, una cifra que incluso estaría por debajo de lo normal para la época.

El episodio de termómetros disparados está asegurado, pero falta por confirmar si se trata de una ola de calor, que en todo caso sería corta pero muy intensa. A pesar de que se esperan temperaturas extremadamente altas, falta por precisar la intensidad y comprobar si se cumplen los criterios para que así sea considerada: el episodio debe darse en al menos el 10% del territorio durante al menos tres días consecutivos.

En lo que queda de esta primera semana de julio, se mantendrán los datos de calor que se vienen registrando en los últimos días, oscilando entre los 30 y los 33.

Fuente: La Verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *