ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Una inversión de 100.000 euros ha permitido la recuperación de la llamada Casa del Avión, una edificación en ruinas situada junto a Fuente Rubeos, cerca del Centro de Visitantes del Parque Regional de Sierra Espuña

Este miércoles 15 de diciembre, la dirección general de Medio Natural ha inaugurado la ‘Casa del Avión’ tras su reforma, un edificio que comenzó a construirse en la II República por el Ejército del Aire, como residencia de oficiales en la sierra, pero la Guerra Civil impidió su finalización, quedando a medio levantar. Ubicada junto a Fuente Rubeos, a escasos metros del Centro de Visitantes del Parque Regional de Sierra Espuña, esta zona también se conoce como ‘El Trimotor’, porque su planta se asemeja a la de un avión de tres motores, representados por tres torreones y dos alas laterales, más un cuerpo central excavado. Al acto han acudido el director general de medio Natural, Fulgencio Perona, junto al concejal de Medio Ambiente de Alhama de Murcia, Antonio Espinosa, y los técnicos de la obra.


La actuaciones que se han llevado a cabo han sido la limpieza de maleza en el interior de los muros del ‘Avión’, la restauración y consolidación de los muros originales, así como de la torreta a la que se puede subir para contemplar las figura de la edificación y la piscina central que se ha transformado en una zona de juegos infantiles. 
Estas obras han supuesto una inversión de 100.000 euros.


La construcción tiene un Grado de Protección Etnográfico de nivel 3 dentro del Plan General Municipal de Ordenación (PGMO), por lo que los redactores del plan mantuvieron reuniones de coordinación con el Ayuntamiento de Alhama, a través de su arquitecta municipal y el técnico de Cultura y Patrimonio.

El inmueble, denominado también El Trimotor, porque su planta se asemeja a un avión de tres motores, representados por tres torreones y dos alas laterales, más un cuerpo central excavado, comenzó a construirse durante la II República por el Ejército del Aire, como residencia de oficiales en la sierra, pero la Guerra Civil impidió su finalización.

Perona explicó que “se han recuperado y consolidado los muros originales con el objetivo de desvelar gráficamente la forma del avión, se han desmontado los cuerpos ajenos al proyecto original, así como los elementos distorsionantes construidos a posteriori con material moderno, y se han regularizado las alturas para tener una comprensión más clara del espacio”.

“De hecho, este es uno de los mayores valores de la intervención, pues se ha recuperado el torreón de cabeza, haciéndolo practicable a través de una escalera para una mejor visión e interpretación de toda la planta y su forma de avión tan característica”, precisó.

Fulgencio Perona resaltó que “con esta intervención paisajística se pone a disposición de los visitantes del Parque un nuevo equipamiento recreativo e interpretativo con valor histórico, que podrá ser visitado libremente por todas aquellas personas que quieran disfrutar de la naturaleza y conocer un poco más de la historia de Sierra Espuña”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *