ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Tras la pandemia y sus consecuencias, “salir a ligar” se ha convertido para muchos en una tarea complicada. El confinamiento y sus posteriores restricciones de ocio nocturno, los límites de aforos en restaurantes o convivencias de ocio, trabajar o cenar en casa se ha convertido en un verdadero problema para la persona que desea conocer gente nueva en busca de amistad o amor.

¿Cómo se hace ahora?

Hoy en día existen numerosas aplicaciones para conectar con otras personas, pero bien es cierto, que en los últimos tiempos, el uso de las apps para ligar han aumentando considerablemente. Las citas de siempre han tenido que reinventarse y estas populares apps han buscado nuevas formas para que podamos conocer gente sin la necesidad de salir de casa.

Estas herramientas nos ponen las cosas más fáciles, ya que podemos buscar por geolocalización, edad, gustos, físico…disfrutando además del placer para muchos de decidir “quién sí y quién no” con un simple movimiento de dedo. Si la atracción es mutua, habrá una coincidencia y se puede empezar a hablar.

Muchas personas confiesan abiertamente que las utilizan, pero muchas otras tienen prejuicios y deciden no mostrar que usan esas plataformas para ligar, incluso no muestran su foto de perfil claramente, pero lo que sí está claro es que se ha abierto una puerta muy fácil para quedar o tener sexo, puesto que la gente que las utiliza están totalmente predispuestos a ello.

Tinder, Badoo, Meetic… según estadísticas las cifras indican que casi la mitad de los usuarios habituales que las utilizan acaban conociendo a su pareja online y que más del 70% de las citas vuelven a repetirse, pero esto último no quiere decir que se acabe formando un vínculo sentimental. La media de días que se tarda en quedar es baja: 3 días. Durante los que se intercambian unos 30 mensajes. Para dar con una persona que nos guste hace falta hablar con hasta 16 distintas y, si se acaba quedando, serán necesarias unas 5 citas para dar con lo que buscamos. En España, según datos facilitados por Tinder, se producen 15 millones de movimientos dactilares (swipes, en inglés) al día.

Lo que sí está claro es que Internet y los smartphones han hecho que la oferta y la demanda online aumente en general, no solo para las compras online, también en la búsqueda de relaciones, ya que hoy en día utilizar estas apps para ligar es como “ir al supermercado: busca, compara y elige”. Pero esto nos hace plantearnos unas cuestiones, ¿la gente ya no cree en el “amor para toda la vida” y busca lo práctico a través de relaciones ocasionales?; ¿es por esto por lo que cada vez tienen más éxito estas apps?

Hay algunas cosas fundamentales que debemos conocer para valorar si realmente merece la pena exponer nuestra privacidad por “amor”, y es que es fundamental tomar precauciones contra la filtración de los datos que aportamos que pueden exponer nuestra integridad física.

Cuestiones a tener en cuenta

Una de los riesgos que debemos tener claras cuando las utilizamos, es por ejemplo, que pueden identificarnos con nuestros nombres y apellidos en los perfiles incluidos en las redes sociales, se nos puede encontrar en el mundo físico mediante la geolocalización e incluso resulta relativamente sencillo que nos roben la cuenta. También suele haber riesgos en el proceso de transmisión de datos.

Para protegernos debemos incluir una contraseña segura, de al menos 8 cifras, que combine números y letras y contenga algún símbolo, evitando los puntos de acceso Wi-Fi públicos, no guardando nuestras claves ni tarjetas en el móvil, y obviando rellenar la información confidencial de identificación, como dónde estudiamos o trabajamos.

Ante la planificación de una cita física es recomendable quedar en un sitio concurrido, no sabemos quién está detrás de esas conversaciones, así que lo mejor es quedar en una cafetería, bar o restaurante. También podemos vernos para ir a pasear por un mercadillo, a una exposición… Avisar a nuestros conocidos del dónde, cuándo y con quién tampoco estará de más. Antes de acudir puedes revisar si existen evidencias gráficas de cómo es, su número de amigos en otras redes sociales o acordar los términos del encuentro.

¿Te interesa la nueva era digital? Entra aquí para conocer más apps, curiosidades y tips

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *