ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Artículo extraído del Nº 26 de Revista Conecta, descárgala gratis aquí

Para llevar una dieta sana y equilibrada, comer fruta es imprescindible. Los nutricionistas recomiendan comer unas dos o tres piezas al día.

Hay muchas teorías sobre cuándo comer la fruta, en el desayuno, entre las comidas o después de cada comida, según la médico nutricionista Mª Isabel Beltrán “da igual si la comes antes, durante o después de comer, el organismo está preparado para digerir y aprovechar sus nutrientes sin perjudicar su valor nutritivo”.

Las frutas están llenas de agua, lo que favorece la hidratación. Aportan vitaminas, minerales y antioxidantes. Y son ricas en fibra, que es esencial para regular el tránsito intestinal y saciar el apetito. Pero también hay que tener en cuenta que las frutas tienen azúcar e hidratos de carbono, como la fructosa o el almidón, y en algunos casos grasas. Todas las frutas resultan muy beneficiosas para la salud por un motivo u otro. Pero no está de más tener en cuenta sus calorías si estás haciendo una dieta para adelgazar.

Las apariencias engañan y las leyendas urbanas también, siempre se ha dicho que el plátano engorda mucho y es muy curioso, que un plátano, una vez pelado, no suele alcanzar los 100 g de peso de media, mientas que una manzana, en cambio, suele pesar casi 200 g, con lo cual estás ingiriendo casi las mismas calorías cuando te comes un plátano, que cuando te comes una manzana.

Ranking de las frutas más calóricas a las que menos lo son

(Las calorías son por 100 g.)

1. Plátano: 89 kcal
2. Uva: 67 kcal
3. Kiwi: 61 kcal
4. Mango: 60 kcal
5. Membrillo: 57 kcal
6. Pera: 57 kcal
7. Manzana: 52 kcal
8. Arándano: 52 kcal
9. Cerezas: 50 kcal
10. Albaricoque: 48 kcal
11. Naranja: 47 kcal
12. Ciruela: 47 kcal
13. Níspero: 47 kcal
14. Nectarina: 44 kcal
15. Mora: 43 kcal
16. Melocotón: 41 kcal
17. Frambuesa: 36 kcal
18. Papaya: 35 kcal
19. Melón: 34 kcal
20. Fresa: 33 kcal
21. Sandía: 30 kcal

BENEFICIOS DE LA FRUTA

El plátano, aunque es la fruta más calórica de todas, no tiene casi nada de grasa, resulta muy saciante y tiene múltiples beneficios para la salud: reduce los niveles de colesterol, problemas intestinales y calambres musculares; regula nuestro sistema nervioso y ayuda a aliviar problemas de ansiedad o irritabilidad. Descubre si es mejor comerlo verde o maduro.

7 ideas de Aguas Saborizadas
Virginia Martí Bravo
Si te aburre beber agua o prefieres un sabor diferente que no sea el de un refresco lleno de azúcares, edulcorantes, conservantes y colorantes, hacerte un agua aromatizada con ingredientes naturales es la opción más saludable.
Lo ideal es utilizar solamente dos ingredientes para aromatizar tu agua, para que así no se convierta en una especie de ensalada en la que los sabores se tapen entre ellos. Lo mejor es utilizar un ingrediente principal y otro que le acompañe y potencie el sabor.
Idea 1:
Sandía
Albahaca

Idea 2:
Manzana
Canela en rama
Idea 3:
Melón
Menta

Idea 4:
Fresas
Arándanos /frambuesas

Idea 5
Pepino
Pétalos de rosas secas
Idea 6
Piña
Perejil

Idea 7:
Mandarina
Hierbabuena
Elaboración:
Poner los ingredientes deseados en un poco de agua, si se quiere machacar y a continuación añadir más agua y más ingredientes deseados, depende de la cantidad y de tu gusto. Lo ideal es dejarlas unas 2 horas en el frigorífico macerando para que se transfieran los sabores al agua.
¡Y listas para consumir y disfrutar de estas refrescantes aguas!

nque es la fruta más calórica de todas, no tiene casi nada de grasa, resulta muy saciante y tiene múltiples beneficios para la salud: reduce los niveles de colesterol, problemas intestinales y calambres musculares; regula nuestro sistema nervioso y ayuda a aliviar problemas de ansiedad o irritabilidad. Descubre si es mejor comerlo verde o maduro.

El aporte calórico de la uva queda compensado por su capacidad depurativa. Contiene más de un 80% de agua que ayuda a aligerar el organismo. Su calcio y otros elementos alcalinos estimulan el hígado, fluidificando y limpiando la sangre. Del mismo modo, su potasio y ácidos orgánicos estimulan los riñones, facilitando la eliminación de líquidos. Por este motivo, es uno de los alimentos imprescindible de la dieta depurativa.

El kiwi también es bastante calórico pero muy saludable hasta el punto de que se recomienda que sea una de las tres piezas de fruta que tomes al día. Y no solo por su alto contenido en vitamina C, sino porque estimula el tránsito intestinal y por su contenido en potasio (295 mg/100 g), que lo hace muy diurético. Además, apenas contiene sodio, con lo que evita la hinchazón y ayuda a controlar la presión sanguínea.

Por otra parte, el mango, como la mayoría de las frutas, es muy rico en agua y muy bajo en proteínas y grasas. Su aporte calórico proviene casi exclusivamente de sus hidratos de carbono, en su mayoría azúcares naturales de fácil digestión y fibra dietética. Su mayor tesoro nutritivo son las vitaminas –en particular las tres vitaminas antioxidantes, A, C y E–, algunos minerales, enzimas digestivas y variadas sustancias de efecto antioxidante y protector.

La composición de la pera (agua, 85%; azúcares, 10%; y fibra, 3%) hace que sea muy ligera, depurativa y digestiva. Sus azúcares son bien tolerados por los diabéticos. Al aportar abundante potasio y apenas sodio, resulta diurética y es muy adecuada para mantener a raya la hipertensión o en caso de estreñimiento.

Del mismo modo, los numerosos beneficios de la manzana han hecho que sea considerada como una de las frutas más sanas, hasta el punto de que hay un refrán inglés que dice que “una manzana al día, aleja al doctor de tu vida”. Y es que es no tiene muchas calorías, ayuda a reducir el colesterol, tiene un elevado poder antioxidante y si la consumes con piel es una excelente aliada contra el estreñimiento.

Las cerezas, igual que el resto de frutas contiene vitaminas y minerales y además, aporta mucha vitamina C. Pero lo que hace especial a la cereza es su enorme riqueza en antocianinas. Estos pigmentos, responsables de su color rojo, protegen frente a enfermedades degenerativas y del cáncer, en particular el de colon, y ayudan a retrasar el envejecimiento prematuro de la piel. Descubre más alimentos para tener una piel perfecta.

Los albaricoques también tienen grandes beneficios para la salud. Se considera que reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, ya que son ricos en antioxidantes como la vitamina C y licopeno. Y además son buenos para los huesos y para combatir el estreñimiento.

Por su parte, la naranja, además de ser bastante ligera, es rica en vitamina C, que va bien para bajar y controlar la tensión arterial de forma natural, y es rica en bioflavonoides, unos pigmentos antioxidantes que mejoran la permeabilidad de los capilares venosos, lo cual mejora la hipertensión.

Las ciruelas nos aportan magnesio, vitamina C y triptófano, que es precursor de la serotonina, hormona que no solo te anima sino que además ayuda a adelgazar.

Por otro lado, el melocotón es un tesoro que alberga en su interior una auténtica tríada antioxidante, la que forman las vitaminas A, C y E. Por ello, ayuda a protegernos del envejecimiento, las alteraciones cardiovasculares y a prevenir el cáncer. Además, tiene mucha agua – representa el 87% de su peso– y una escasa cantidad de grasa.

El melón, refrescante y nutritivo, es rico en agua (80%), lo que hace que sea un alimento muy saciante, además, es depurativo y diurético.

Las fresas son muy ligeras y refrescantes, y son súper buenas para la piel. Están cargadas de antioxidantes y ayudan a proteger el colágeno, una proteína fundamental en nuestro organismo ya que es la encargada de mantener nuestros huesos, tendones y piel en perfecto estado.

Por último, la sandía es jugosa y refrescante, contiene un 93% de agua, es muy diurética y súper ligera. Pese a esta gran cantidad de agua, no se trata de una fruta vacía de nutrientes: contiene cantidades significativas de vitaminas C, A, B1 y B6, y es una fuente abundante de fibra, lo cual la convierte en una fruta saciante ideal para adelgazar.

Artículo extraído del Nº 26 de Revista Conecta, descárgala gratis aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *