ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Virginia Martí Bravo / Ismael Martínez Cánovas

Pedro Cánovas Medina es un prestigioso director de orquesta. Comenzó su andadura como director de la Banda Escuela de Sauces, en Cartagena. Director de la Coral Harmonía, y de la Escolanía de canto gregoriano Iubilaeum Carthaginensis. En su trayectoria profesional se encuentra su paso como titular de la Orquesta Sinfónica de la UCAM, y en el Quinteto Iter Musicae, saxofonista en Kouroi Jazz Quartett, y en su propio Cuarteto de Jazz & Bossa Nova, que pronto tendrá lugar su estreno. También como saxofonista de en Lucky Lips (Rhythm & Blues) y Seasides (Surf Rock) y profesor de Lenguaje Musical, Fagot y Saxofón en varias Escuelas de Música.

¿Podrías contarnos cuál fue tu primer contacto con la música?

Desde que tengo uso de razón he estado rodeado de Música. En casa siempre había discos sonando. Recuerdo escuchar cintas de cassette en mi primer equipo de música (un Sony a pilas), me encantaba. Gracias a mi familia, descubrí la Música antes que otras muchas cosas.

¿Cómo es la vida de una persona que dedica su vida a la música?

Requiere mucha constancia y dedicación exclusiva. Muchas horas de ensayo, tanto individual como en grupo, y tener paciencia, ya que se trabaja en grupo, y cada músico tiene un papel imprescindible sobre el escenario.

¿Estás contento con las decisiones que has tomado en tu carrera profesional? ¿Cambiarías algo?

Sí. Lo mejor que me ha pasado en esta vida es haber podido estudiar Música, y poder seguir estudiando, ya que nunca se termina de aprender. Muchas veces me planteo si hubiera cambiado algo, pero pienso que quizá no estaría donde estoy, y estoy contento así.

Hablemos de tu forma de trabajar. ¿Cómo te preparas para un concierto? El trato entre los músicos y un director siempre es complicado. ¿Cuál crees que es la manera más apropiada de llevarla a cabo?

Depende sobre todo del tipo de músicos con los que se cuenta. Si se trabaja con músicos amateur o semiprofesionales, programo muchos más ensayos, y lo planifico todo con meses de antelación. Si se trabaja con músicos profesionales, todo cambia, es todo mucho más sencillo.
No creo que el trato entre director e intérpretes sea complicado, al fin y al cabo todos somos músicos, y queremos que el concierto salga lo mejor posible, que es lo que merece el público al que nos debemos. Simplemente es establecer un objetivo común y realista, y caminar hacia él.

Con la trayectoria con la que ya cuentas, ¿Qué crees que hace a un director de orquesta excelente? ¿Cuál es el secreto de la sonoridad en conjunto?

Un director de orquesta ha de ser excelente en muchas cosas, pero en mi opinión, no solo tiene que serlo en lo musical, si no también en lo humano.
Para sonar en conjunto, en cualquier estilo musical, es necesario que los músicos hayamos ensayado muchas horas juntos. Si los músicos son profesionales, la adaptación es más rápida, pero igualmente se necesita de esas valiosas horas de ensayo.

Tienes el honor de ser el nieto de un gran músico, Pepe Medina, conocido dentro del folklore murciano. ¿Hasta qué punto influenció en ti la presencia de la música en tu familia?

Mi abuelo siempre fue un melómano, y siempre le estaré agradecido, sobre todo, por compartir conmigo su conocimientos sobre obras, compositores, directores, orquestas…

A día de hoy es fácil acceder a todo tipo de música con Internet, pero a finales de la década de los 90, o era muy difícil conocer a Brahms o a Mahler fuera de ciertos círculos musicales.

¿Qué le aconsejarías a un niño que está empezando en la música y quiere vivir de ella?

Mi consejo es que nunca tire la toalla. Este mundo es muy difícil, y socialmente estamos poco valorados los músicos. Pero con perseverancia y mucho tiempo, todo llega. Siempre le insisto a mis alumnos en que luchen por sus sueños.

En un mundo en el que cada vez triunfan más nuevas tendencias como el trap o la música pop, ¿Crees que sigue habiendo espacio para la música de orquesta o de grupos de cámara?

Creo que con tantos habitantes que hay en nuestro planeta, todos los tipos de arte y entretenimiento tienen cabida. La música orquestal y de cámara, son una de las señas de identidad de nuestra cultura occidental, con lo cual, aunque sea una pequeña parte de la sociedad, siempre se mantendrá viva con conciertos en directo.

¿Si tuvieras que quedarte con un único momento de tu carrera como músico con cuál sería?

Uno solo, muy difícil de elegir. Quizás interpretar la 3ª Sinfonía de Mahler en el Auditorio Nacional, o mi recital final de carrera de fagot, o el de dirección de orquesta.

Háblanos sobre tus próximos proyectos.

A día de hoy, la prioridad es retomar los conciertos en directo, y llegar poco a poco la “normalidad” musical.

Siempre tengo muchos proyectos en mente, pero por lo pronto, dirigir varios conciertos de repertorio no muy común, terminar varias obras que estoy componiendo y estrenarlas, y como siempre, seguir formándome como músico.

Gracias y un saludo.

Si te ha gustado la entrevista, puedes ver más aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *