ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

En el mes de octubre, en América ya comienzan a planear su día Thanksgiving (Día de Acción de Gracias), una festividad celebrada en noviembre y basada en la historia de Estados Unidos, que celebran en reunión con abundante comida, en la que no puede faltar este rico postre Pumpkin pie (pastel de calabaza).

Cuenta la historia que el primer Thanksgiving ocurrió cuando los colonos Británicos no podían sobrevivir el duro invierno de Massachusetts. Entonces, los nativos les enseñaron qué cosechas plantar y celebraron entre ellos la recolección. Thanksgiving es una de las pocas fiestas americanas que no tiene conexión con ninguna religión, es simplemente para celebrar familia, amigos y con abundante y buena comida.  

El pastel de calabaza hecho al horno suele llevar una masa de hojaldre por debajo, aunque el tipo de masa varía mucho, y cada familia americana tiene su propia receta preferida de este típico pastel.

 

Ingredientes:

2 tazas de puré de calabaza

1 y 1/2 tazas de nata para montar

1/2 taza de azúcar moreno

1/3 taza de azúcar blanco

1/2 cucharadita de sal

2 huevos  enteros más la yema de otro huevo

2 cucharaditas de canela molida

1 cucharadita de jengibre molido

1/4 cucharadita de nuez moscada molida

1/4 cucharadita de clavo molido

1/4 cucharadita de cardomomo molido

1/2 cucharadita de ralladura de limón

Masa de hojaldre o masa quebrada

 

Elaboración:

Para hacer el puré, cortamos la calabaza por la mitad y quitamos las semillas. Colocamos la calabaza con la piel hacia arriba en una bandeja de horno cubierta en papel de aluminio.

Horneamos a 175°C entre 1 hora y 1,5 horas. Tiene que estar tierna pero no demasiado. Sacamos del horno y la dejamos enfriar. Cuando esté a temperatura de ambiente, quitamos la  piel de la calabaza y trituramos o machacamos hasta hacer un puré.

Precalentamos el horno a 220°C. Mezclamos los azúcares, la sal, las especias y la ralladura de limón en un bol grande. Batimos los huevos y los añadimos al bol. Añadimos el puré de calabaza y removimos la mezcla.

Añadimos ahora la nata y la mezclamos. Batimos todo a mano hasta que esté todo bien mezclado. La mezcla será bastante líquida.

Vertemos la mezcla encima de nuestra masa de hojaldre que habremos colocado en un molde, y la horneamos a 220°C durante 15 minutos. Después, bajamos la temperatura del horno a 175°C y la horneamos 40-50 minutos más, hasta que la un pinchemos con un palillo y salga totalmente limpio del centro del pastel.

Dejamos enfriar unas 2 horas para que el relleno esté totalmente listo. Puedes disfrutar de este pastel de calabaza solo o con nata montada con encima. También va muy bien con un buen helado de vainilla.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *