ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Las llamadas migas o gachasmigas murcianas (depende de la zona de la Región), se suelen hacer tradicionalmente los días de lluvia. Es costumbre hacer migas estos días por el origen de este económico del plato. Como antaño no se tiraba nada a la basura, el pan duro se aprovechaba para hacer torrijas o migas.

Esta receta a base de migas de pan o harina de trigo, va acompañada de verduras y tropezones de carne y elaboraciones del cerdo, y en ocasiones, también de de pescado como sardina o boquerón.

El nombre de las gachasmigas se divide en dos: gachas, que podría provenir  quizá de ‘cacho’ cuyo significado es pedazo y ‘migas’ que procede del latín ‘mica’, comida a base de pan. Las gachasmigas, elaboradas con harina de trigo, serían una variante de las tradicionales migas elaboradas a base de pan. En este caso elaboramos las migas tradicionales de harina, en el que el uso de una sartén grande con mango es lo más adecuado y uno de sus secretos para que salgan buenísimas, un contundente plato que te encantará.

 

Ingredientes:

1 Kg harina de trigo

1 litro de agua

1 vaso de aceite

– Tropezones al gusto: salchichas frescas, longaniza, costillejas, panceta…

– 1 pimiento verde italiano

– Ajos o habas tiernas (opcional)

– 3 ñoras

– 2 cabezas de ajos

– Agua y sal

 

Elaboración:

Hacemos un corte a la mitad de los ajos y lavamos las ñoras. Cortamos en trozo pequeños la salchicha, la longaniza y la panceta.

Ponemos la sartén con aceite a calentar y sofreímos los ajos, el pimiento y las ñoras. Retiramos y reservamos en un plato una vez que se hayan dorado por fuera, sin quemarse. Freímos también los ajos tiernos y habas, si lo deseamos, y retiramos.  En el mismo aceite, freímos toda  la carne. Una vez hecha, apartamos al igual que el resto de ingredientes.

En la misma sartén en la que freímos todos los ingredientes ponemos ahora el agua y dejamos hervir, añadimos la harina y la sal. Vamos moviendo continuamente para lograr una masa.

Removemos con la rasera de forma continua, dándole vueltas, moviéndola y picándolas hasta conseguir que se formen las migas, esto puede tardar entre 20 o 30 minutos.

Una vez que las migas han quedado sueltas y están doradas por fuera se le añaden el resto de ingredientes previamente fritos. Movemos todo bien, manteniendo el fuego hasta que todo esté caliente.

Las migas se sirven incluso en la mesa directamente de la sartén, pero también podemos servirlo en platos. Es un plato asociado a la idea de reunión, de celebración. Al igual que las matanzas, pero de carácter más humilde, la elaboración de migas en muchos pueblos era el pretexto para reunir a vecinos, amigos o familiares, que se turnaban en su agotadora elaboración. De ahí que se sirva en la sartén sin mayores protocolos.

El acompañamiento de este plato puede ser muy variado también, normalmente de frutas como uva, granada y brevas; también de cebolla asada, acelgas o de aceitunas encurtidas y, fundamentalmente acompañadas con vino.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *