ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Ingredientes:

  • 1 taza de mezcla de frutas congeladas. Puedes mezclarlas, por ejemplo plátano maduro, mango o piña.
  • 1/2 taza de líquido. Agua mineral, agua de coco, zumo de naranja natural, leche o bebida vegetal, yogur natural o lo que más nos apetezca. Podemos combinar varios tipos dependiendo de la textura que tenga nuestra mezcla de frutas.
  • 1 cucharadita de endulzante. Miel, sirope de agave o de arce, dátiles, edulcorantes…
  • 1 cucharada de cereales, frutos secos o semillas. Copos de avena, semillas de lino, semillas de chía, copos de espelta o centeno, quinoa, semillas de sésamo… Hay muchísimas opciones. Ayudan a espesar, suman vitaminas, minerales y proteínas.
  • 1/2 cucharadita de especias o aromas. Es opcional, pero un poco de canela, cúrcuma, jengibre, vainilla o cardamomo pueden darle un toque especial.

Elaboración y toppings:

Solo necesitamos pelar y trocear los ingredientes, triturarlos y mezclar. Siempre es mejor empezar triturando la fruta que tengamos previamente congelada, y después incorporar poco a poco los líquidos y lácteos, ajustando la cantidad según la textura. Los ingredientes como copos de cereales o semillas es mejor triturarlos aparte antes de añadirlos, o comprarlos ya en polvo. Después iremos probando para endulzar o sumar algún aroma, si lo consideramos conveniente.

Cuando ya tenemos la base de nuestra receta, solo nos falta añadir los ingredientes sólidos que más nos apetezcan. Podemos recurrir a utilizar los mismos de la crema que nos hayan sobrado, para potenciar el sabor y jugar con las texturas, o añadir otros diferentes.

Podemos mezclar algo de fruta fresca con un par de ingredientes crujientes, como almendras y pipas de calabaza o sésamo ligeramente tostados en una sartén sin aceite. El coco da un toque exótico que combina muy bien con casi todas las frutas, y los frutos rojos frescos pueden aportar un contrapunto ácido muy interesante. Chocolate puro picado o rallado, cacao en polvo sin azúcar, son también buenas opciones.

Finalmente solo queda servir el batido espeso en un cuenco del tamaño apropiado, agregar el resto de ingredientes y disfrutar tranquilamente con una cuchara. Son muy fáciles de preparar y apenas requieren invertir tiempo en la cocina, mientras que nos permiten disfrutar de un desayuno o merienda muy completa y nutritiva combinando muchos ingredientes saludables en un mismo plato.

Más recetas como esta aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *