ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Encuentra más recetas como esta en el Nº 28 de Revista Conecta. Descárgala gratis aquí.

Ingredientes:

  • 2 o 3 berenjenas medianas
  • 2 cebollas pequeñas o 1 grande
  • 70 gr. de mantequilla
  • 70 gr. de harina de trigo
  • 700 ml. de leche entera
  • Aceite de oliva
  • Sal, pimienta y nuez moscada
  • Huevos
  • Pan rallado

Elaboración:

Cortar la parte superior de las berenjenas, pelar y cortar a cuadraditos pequeños. Poner en un bol con sal y añadir agua fría. Dejar reposar unos 20-30 minutos para que suelten el amargor.

Mientras  esperamos picamos finamente las cebollas y las sofreímos a fuego lento con un par de cucharadas de aceite para que se poche bien pero no se dore. Retiramos la cebolla de la sartén y pasado ese tiempo escurrimos bien las berenjenas y las incorporamos la misma sartén con otras dos cucharadas de aceite. Salpimentamos y las dejamos pochar también a fuego medio hasta que la berenjena cambie de color y quede tierna, añadir entonces la cebolla. Mezclar todo durante unos minutos más.

Ahora haremos la bechamel. En otra sartén preferiblemente antiadherente ponemos la mantequilla y derretimos. Añadimos la harina y mezclamos bien rápidamente, mejor si es con barillas, remover durante 1-2 minutos e ir incorporando la leche a temperatura ambiente poco a poco, sin parar de remover para que vayan desapareciendo los grumos. Es el momento de añadir la sal, la pimienta y la nuez moscada al gusto. 

Cuando la bechamel tenga una textura más espesa le incorporamos la mezcla de berenjena y cebolla que teníamos reservada. Lo integramos todo bien, lo dejamos cocer unos minutos más a fuego medio. Apartamos, dejamos reposar y enfriar a temperatura ambiente durante unas horas para poder realizar las croquetas y para que coja más sabor.

Cuando la masa esté fría procederemos a realizar las croquetas. En un plato batimos los huevos y en otro preparamos pan rallado, mejor si es con ajo y perejil, pues le da más sabor. Cogemos entonces con una cuchara un poco de masa y le damos forma de croqueta, las pasamos primero por el huevo y después por el pan rallado. Así haremos con toda la masa y una vez preparadas las puedes freír en el momento en abundante aceite bien caliente o congelarlas y sacarlas para freirlas cuando más las necesites. Estas croquetas son otra forma más de comer verdura ¡Seguro que te gustarán!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *