ECOEMBESElmundonecesitaungiro
ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
CentroDeportivoTitanesBahiasuR
ClnicaVeterinariaAlhama
LunaPeluquerayEsttica
LaEnergaenMovimiento
ElTarotdeVernica
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una de las proteínas con mayor presencia en tu cuerpo. Cumple la función de mantener la unión de diferentes tejidos conectivos: cartílagos, tendones, ligamentos, huesos, piel, uñas y pelo entre otros. El colágeno natural está compuesto de aminoácidos como la prolina y glicina, quienes son los encargados de sus poderosas propiedades.

Sin embargo ciertos factores y hábitos pueden acelerar o retrasar este proceso donde interviene el colágeno.

Por ejemplo, si llevamos una dieta rica en proteínas y que incluya pescado, pollo, gelatina y soja, este elemento estará presente en su cantidad adecuada y podremos lucir una piel joven por más tiempo.

Cuando, por el contrario, nuestra dieta no es equilibrada y el cuerpo no produce suficiente colágeno, podemos experimentar piel áspera y fina, flacidez, puntos negros, celulitis y arrugas.

Entre los beneficios del colágeno está su increíble capacidad para mantener la fibra capilar sana y fuerte, lo que te será de gran ayuda para lucir el cabello brillante y lleno de vida. Por tal razón, hoy en día se ven cada día más productos con colágeno para el cuidado del cabello.

¿Para qué es bueno el colágeno en el pelo?

Las propiedades del colágeno natural son varias, hasta el punto de ser considerado en la actualidad como uno de los mejores productos naturales, ya que en diferentes investigaciones se ha podido comprobar su gran eficacia para devolverle la vitalidad al pelo dañado. ¿Para qué sirve el colágeno hidrolizado en el cabello?

Es el responsable de darle firmeza, suavidad, elasticidad y contextura a la fibra capilar. Si bien tu cuerpo produce naturalmente colágeno, este puede disminuir debido a la influencia de factores externos: exposición a los rayos solares, viento, frío, excesivo uso del secador o plancha y tratamientos capilares agresivos.

  • Pérdida de cabello. Gracias a datos aportados por diferentes estudios, se ha podido demostrar que los suplementos de colágeno tienen la capacidad de aumentar la presencia de colágeno natural en la fibra capilar. Esto puede serte de gran beneficio para evitar la pérdida de cabello y ayudar a su regeneración. ¿El resultado? La posibilidad de lucir un pelo más largo y lleno de vida.
  • Aparición de canas. El colágeno puede serte de gran ayuda para prevenir la aparición de canas, ya que estimulan la circulación sanguínea del cuero cabelludo y en especial del folículo piloso, que es donde se produce el pigmento que da color al cabello. La mejor opción para prevenir las canas es aplicarlo directamente en el cuero cabelludo, a través de cremas y con colágeno.
  • Puntas abiertas. El colágeno también ha demostrado ser muy eficaz en el tratamiento del cabello seco y quebradizo, siendo capaz de nutrir e hidratar la fibra capilar con profundidad, envolviéndola con una capa protectora que impide que sea agredida. Por tal motivo, las mascarillas con colágeno son muy buenas para la reparación y la prevención de puntas abiertas. También puedes aplicar cremas acondicionadoras con colágeno solo en las puntas para evitar que se resequen y abran.
  • Falta de brillo. Si tu cabello tiene poco colágeno es fácil que te des cuenta, ya que lucirá opaco, débil y quebradizo, condiciones que facilitan su caída. ¿Es bueno tomar colágeno para la caída del cabello? Claro que sí, el colágeno bebible es una excelente solución para este problema, así como los suplementos de colágeno que te ayudarán a incrementar el colágeno natural de tu organismo.


¿Cómo se toma el colágeno?

Desafortunadamente, alrededor de los 25 años, tu organismo comienza a producir gradualmente cada vez menos colágeno natural. Según los expertos en salud y belleza, a los 40 años aproximadamente, tu cuerpo solo puede producir la mitad de colágeno que en la adolescencia.

La buena noticia es que existen suplementos de colágeno que pueden ayudarte a estimular la producción de colágeno natural y sustituir las carencias del mismo. ¿Cómo consumir colágeno?

En los últimos tiempos se han multiplicado en el mercado los productos con colágeno, pudiendo llegar a encontrar desde champús, sérums hasta mascarillas de colágeno capilar, puedes comprarlos en salones de belleza.

Antes de comprar un champú con colágeno, fíjate en la etiqueta que especifica los ingredientes y escoge siempre uno que contenga colágeno vegetal o marino, ya que son de mejor calidad.

Además de usar champú con colágeno, también puedes consumir colágeno en cápsulas. Puedes hacerlo en farmacias, casas de dietéticas y herbolarios.

Colágeno natural en alimentos

Si bien no hay alimentos que tengan colágeno en su constitución, si hay algunos de ellos que estimulan la producción de colágeno natural en tu cuerpo y que es conveniente que incorpores a tu dieta diaria.

  • Frutas. Kiwi, mandarina, pomelo, naranja, limón, papaya, uvas moradas, arándanos, fresas y frambuesas.
  • Verduras. Brócoli, coliflor, repollo, coles de Bruselas, espárrago, pepino y remolacha.
  • Frutos secos. Almendras, anacardos y nueces.
  • Pescado. Arenque, salmón y atún.
  • Aceites vegetales.
  • Soja. Tofu, leche de soja y brotes.

¿Por qué es tan importante el colágeno para la piel?

El colágeno tiene un papel imprescindible en la construcción de las células dérmicas, el cutis, rostro y toda la piel de las manos piernas, torso y organismo. Aunque también es parte de la estructura de los órganos y tejido conectivo.

Colágeno para la piel

La piel está compuesta por tres capas llamadas epidermis, dermis e hipodermis. En la del medio, en la dermis es donde se encuentra la mayor proporción de las proteínas de colágeno y es aquí donde las moléculas se unen.

Para que la formación del colágeno en la piel sea correcta es necesario que existan nutrientes, y una de las formas más fáciles de hacerlo es mediante la alimentación. La dermis no pregunta. A esta le da absolutamente igual cómo llegan hasta ella, pero lo que quiere es que haya sustancias con las que poder alimentarse.

Habrás observado alguna vez a niños pequeños, como es su piel, el tono más sonrosado, a lo que nos referimos es que tienen la piel suave, el pelo brillante y un aspecto energético total,  esto es porque sus fibras rebosan colágeno. En cambio, cuando pasan los años perdemos poco a poco esta rica sustancia que hace que la piel se debilite, pierda tensión y acabe llenándose de arrugas. Es lo que llamamos hacernos viejos y el proceso empieza más o menos a partir de los 25 años. A partir de esta edad es cuando creas menos cantidad de proteínas colaginosas. La piel empieza su decrepitud y pierde elasticidad. Así que algo inevitable es que ceda con la gravedad y los movimientos faciales.

Las arrugas son el resultado de que tu organismo está produciendo menos colágeno del que necesitas. Si te fijas, cada día es más común encontrar centros de belleza y clínicas de estética donde ofrecen tratamientos con colágeno para la piel.

Cremas con colágeno

Además de consumirlo mediante suplementos alimenticios el colágeno en crema es quizás una de las formas más utilizadas y conocidas. Hay un montón de cosméticos que llevan esta molécula como ingrediente principal y tienen efectos muy buenos. Suelen ser algo caros pero tienen resultados localizados prometedores.

Cuando notas la aparición de algunas arrugas en la cara puedes aplicar una pequeña cantidad de crema con colágeno mediante un suave masaje. Así evitas que aumenten su profundidad y cuando son pequeñas, poco profundas, es posible lograr eliminarlas por completo.

Descubre también: ¿Qué infusiones van mejor para dormir?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *