ECOEMBESElmundonecesitaungiro
ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
CentroDeportivoTitanesBahiasuR
ClnicaVeterinariaAlhama
LunaPeluquerayEsttica
LaEnergaenMovimiento
ElTarotdeVernica
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Cada persona tiene su esencia, su propio aroma. En el mercado existe una gran variedad de perfumes que buscan la conexión perfecta con los diferentes tipos de piel. Texturas más frescas y ligeras, aromas más intensos, rasgos exóticos o más endulzados, fragancias florales y un sinfín más de posibilidades que forman parte de este amplio abanico sensorial.

Personalizar tu perfume según tus preferencias es un reto, además de una manera de desarrollar tu creatividad. La opción en crema es ideal y práctica para llevar contigo a cualquier parte y poder conservar siempre el perfume tu perfume característico. Una manera artesanal de hacer tu propia cosmética natural evitando irritar la piel ya que son ingredientes naturales y nada agresivos. Lo primero que debes saber para realizar tu propio perfume es que los dos elementos básicos que debemos utilizar son dos: la base y el aroma.

La base debe ser neutra y la más común suele ser el alcohol, utilizado en la mayoría de perfumes líquidos del mercado, pero la mejor opción para hacer un perfume en crema es utilizar aceites o mantecas vegetales sin olor o con un aroma muy discreto.

En el caso del aroma, éste debe ser concentrado, y se pueden utilizar aceites esenciales, esencias, especias como la canela, extractos aromáticos de fruta, líquidos aromáticos extraídos de las flores o resinoides, que son extractos de resinas o partes de plantas (excepto las flores).

Los aromas ejercen una importante acción psicológica, pudiendo provocar cambios en el comportamiento, un aroma agradable puede ayudarnos a degustar un determinado alimento o ser incondicional de un perfume concreto, y es que los aromas se asocian fuertemente a la personalidad de cada persona, y es por ello, que nos solemos sentir inclinados preferentemente por un grupo de fragancias concreto, que nos resultan más atractivas que el resto.

Para generar un perfume equilibrado debemos saber las proporciones que se deben utilizar de cada ingrediente. Para un perfume muy concentrado se debe utilizar entre un 20-30% de aroma o esencia, y el resto de base. Para un perfume ligero o eau de toilette se debe utilizar entre un 15-20% de aroma y alrededor del 80% del ingrediente elegido de base.

Para formular un perfume sólido necesitarás un recipiente pequeño, por ejemplo un pastillero, un tarro pequeño o cajita bonita. También necesitaremos una báscula para pesar las cantidades, un recipiente para hacer la mezcla y un palito de madera para remover. Por último, un cazo con agua donde meterás el recipiente para poner la fórmula al fuego al baño María.

Ejemplo de mezcla 20 gr:

• Base: 4 gr de cera de abeja (La cera de abeja amarilla en perlas es una cera natural que se emplea como emulsionante en cosmética a la hora de hacer cremas, pomadas o ungüentos. Además, también se puede emplear para hacer velas decorativas con un acabado muy natural gracias al color original de la cera de abeja)

• Base: 12 gr de aceite de jojoba (Es un aceite muy preciado en el mundo de la cosmética natural y uno de los ingredientes que más encontramos en la cosmética coreana)

• Aroma: 4 gr de tu esencia favorita (o también puedes mezclar varias esencias a tu gusto)

Comenzaríamos derritiendo la cera al baño María a fuego suave y removiendo continuamente. Cuando la cera esté fundida, añadimos el aceite de jojoba y volvemos a mezclar sin retirar del fuego. Incorporamos por último los aceites esenciales sin dejar de mezclar hasta conseguir una mezcla homogénea. Retiramos del fuego, y estando aún caliente y derretido, lo vaciaremos en el recipiente elegido. Dejamos enfriar por completo lo que hará que poco a poco se vaya solidificando. Déjala en el frigorífico una noche para que vaya cogiendo la textura final. Es recomendable ponerle una etiqueta con la fecha de elaboración, ya que la duración aproximada de la cosmética casera es de tres a seis meses.

Si deseas hacer más cantidad de mezcla, duplica los ingredientes en las mismas proporciones para que te salga un perfume en crema equilibrado. Algunos ingredientes que puedes sustituir por los utilizados en este ejemplo sería la manteca de Karité, de aguacate o de cacao. Aceite de coco, de almendras dulces, de rosa mosqueta o de argán. Fragancia de de lavanda, esencia de vainilla, agua de rosas o de azahar… Estas son solo algunas ideas, ahora te toca ser creativo y conseguir tu perfume sólido, único y exclusivo para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *