ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Ingredientes:

– 1k de mejillones
– Una cebolla mediana
– Agua para cocer
– Sal

Para la bechamel:

– Leche
– Agua de cocción de los mejillones
– Harina
– Nuez moscada
– Pimienta

Para rebozar:

– Huevo batido
– Pan rallado
– Aceite de oliva suave

Elaboración:

A pesar de llevar muchos ingredientes es sencilla de elaborar, la base será una salsa bechamel hecha en su punto justo de espesor, pero eso es como todo en la cocina: cuestión de práctica.

Primer paso: lavamos bien y cocemos los mejillones

Este paso es muy sencillo porque lavar y cocer unos mejillones sabemos todos, aunque ahora nos esmeraremos un poco más.

Lavamos los mejillones raspando bien las conchas hasta dejarlas lo más lisas y limpias posibles (tened en cuenta que serán el soporte de la tapa y la comeremos ahí). Una vez los tengamos pasamos a cocerlos, para ello los colocamos en una cacerola y si queremos aromatizarlos le podemos poner pimientas en grano, laurel, ajos¿ yo no les pongo nada porque luego los enriqueceremos. Cuando las valvas se abran apartamos y separamos la carne de la concha.

Segundo paso: preparamos los ingredientes

Pelamos la cebolla,  la cortamos en cuadritos pequeños y la pochamos con un poco de aceite de oliva en una sartén honda. Ahora podemos añadirle unas guindillas cortadas y dorarlas junto con la cebolla, pero eso es al gusto.

Una vez esté transparente le añadimos la carne de los mejillones cortada muy pequeñita y también podemos incluir en la receta unos trocitos de huevo cocido que suavizará bastante, si os gusta la idea es el momento de echarlo.

Tercer paso: elaboramos la bechamel

Aunque parece un paso complicado pero realmente es una salsa sencilla, aunque siempre hay truquillo. En la sartén con todos los ingredientes preparados añadimos 2 cucharadas colmadas de harina y removemos bien. Ahora vertemos leche poco a poco sin dejar de remover para evitar que salgan grumos y se nos ligue correctamente, ponemos nuez moscada y pimienta al gusto. La tendremos en su punto cuando la salsa se despegue de las paredes de la sartén, la dejamos enfriar.

Cuarto paso: rellenamos y freímos

Con la bechamel fría procedemos a rellenar las conchas de los mejillones que tenemos reservadas y limpias. Con ayuda de una cuchara rellenemos las conchas, pasamos por huevo batido y pan rallado, apretando un poco para evitar que se nos salga el relleno.

En una sartén con aceite de oliva suave y bien caliente pasamos a freírlos procurando que caigan siempre con el relleno hacia abajo.

Aprende a preparar también otras Recetas del mundo | Coxinha de frango (Brasil)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *