ElBuenSaborAlhamadeMurcia
OptilentAlhama
FundacinCavalli
VoltiRed
Nisara Psicología
InmaEstilistas
InmaGServices
TaTota2
Loza Hostelería
TotiBar1
ElChicharra
AsesoraExtranjeraFernndez
Asesoraguila1
AsesoraTribulex
ASBLavadero

Las emociones son las respuestas que tenemos ante el ambiente que nos rodea. Son reacciones complejas y subjetivas que nos permiten adaptarnos a ese ambiente, por lo que son fundamentales para la supervivencia. Además, influyen en la mayoría de las decisiones que tomamos en nuestro día a día y en nuestra vida, por lo que hay que darle la importancia que merecen.

Son respuestas que aparecen de forma repentina y brusca y que aparezcan unas u otras, su intensidad y la forma en la que aparecen dependen de las experiencias vitales individuales. Esto explica que diferentes personas puedan sentir diferentes emociones ante una misma situación.

Todas las emociones tienen una función para nuestra supervivencia, por eso deberíamos hablar de emociones agradables o desagradables y no de emociones buenas o malas.

Después de muchos estudios se ha llegado a conocer y demostrar la influencia que tienen las emociones sobre nuestro bienestar y se ha dado a conocer un tipo de inteligencia que cada vez cobra más importancia y por la que se han llevado a cabo diferentes programas para desarrollarla y mejorarla, esta es la inteligencia emocional.

¿Qué es la inteligencia emocional?

Siempre se ha pensado que el éxito personal solamente dependía de un componente intelectual, pero tras varios años de trabajo, se ha descubierto que en ese éxito tiene una influencia muy importante el mundo emocional.

La Inteligencia Emocional está formada por cuatro factores, estos son:

  • La capacidad de percibir nuestras propias emociones y las de los demás. Esto, entre otras cosas, influirá de manera positiva en nuestras relaciones sociales y nos hará más empáticos.
  • La capacidad de conocer y comprender como las emociones influyen en nuestra conducta.
  • La capacidad de controlarlas y que nuestra conducta no se guíe solamente por la su intensidad, ya sean emociones agradables o desagradables.
  • Y la capacidad de utilizar las emociones de manera adecuada y adaptativa, por ejemplo para conseguir nuestras metas.
Female nurse touching a patients shoulder

¿Cómo desarrollar una adecuada inteligencia emocional?

En psicología existen diversas técnicas para poder mejorar este tipo de inteligencia, como la educación emocional, que nos ayuda a comprender diferentes conceptos relacionados con las emociones, el role playing, los registros emocionales, trabajar para mejorar la atención que prestamos a las emociones propias y ajenas, aprender a detectar las señales físicas que se relacionan con ellas y cómo se expresan a nivel corporal, técnicas para disminuir la intensidad emocional, etc.

En definitiva, conseguir una inteligencia emocional adecuada será fundamental para nuestro bienestar, para tener una buena relación con nosotros mismos y con los demás, para lograr nuestras metas, gestionar mejor los fracasos y evitar la frustración y afrontar los problemas de manera más adecuada, entre otras muchas cosas.

Para más información visita la web de Nisara Psicología

Aprende más sobre psicología aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *